Manual de Mantenimiento

Estos consejos de mantenimiento van dirigidos al usuario de cualquiera de nuestros productos.

Acaba usted de adquirir un producto de calidad y lo que pretendemos desde Toldos Blanca es que disfrute de él durante mucho tiempo, por lo cual le aconsejamos seguir las indicaciones de limpieza y mantenimiento para mantener su longevidad.

A continuacón le ennumeramos algunos consejos para que el mantenimiento sea adecuado y efectivo.

Toldos

Todos los toldos requieren unos cuidados mínimos para evitar que sufran daños.
Por ese motivo os vamos a dar unos pequeños consejos:

   • Siempre que el viento sea de carácter fuerte hay que recoger el toldo para que no sufra daños.

   • En caso de lluvia fuerte y/o persistente debe recogerse el toldo para evitar que se dañe. Si el toldo se ha enrollado húmedo, tan pronto como sea posible debe extenderse para que se seque, así evitaremos que le salgan manchas de humedad.

   • Cuando nos ausentemos de nuestro domicilio, dejaremos los toldos recogidos para evitar daños por condiciones climáticas ocasionales (fuertes vientos, lluvia..)

Limpieza Tejidos

Los tejidos acrílicos están recubiertos con Teflón, acabado que protege el tejido formando una barrera que refuerza la repelencia al agua y demora la adherencia de la suciedad. Pero como es natural un toldo se ensucia debido a la exposición continuada a la intemperie.

   • Para eliminar la suciedad la lona tiene que estar seca, lo más recomendable es la aspiración o cepillado. Este es el método menos corrosivo para no dañar el recubrimiento de Teflón. Se debería intentar ese método antes que cualquier otro.

   • En caso de que alguna mancha no desaparezca con el aspirado podríamos utilizar una esponja o cepillo suave con jabón neutro y una gran cantidad de agua, no debemos usar una gran cantidad de jabón, por su difícil eliminación posterior, y nunca jabones abrasivos ni agua caliente. Dejaremos secar el toldo extendido.

   • Para tejidos plásticos: (soltis, sunless microperforado, pvc...) recomendamos utilizar agua a presión para facilitar el limpiado. Dejaremos secar el toldo extendido.

Techos

Si acaba usted de adquirir uno de nuestros techos le recomendamos lea atentamente los siguientes consejos:

- Paredes: Estamos adosando la estructura de aluminio a las paredes de su vivienda por medio de anclajes mecánicos y siliconas técnicas de alto rendimiento. Pero un factor muy importante es que las paredes donde vamos a realizar el anclaje de la cubierta estén debidamente protegidas con pinturas plásticas para exteriores de alta calidad (repintar cada 2 años) ya que las contracciones y dilataciones que sufren todos los materiales hacen que varíen su volumen. En albañilería estos contrastes hacen que se produzcan grietas y por ellas pueda filtrarse el agua de la lluvia. Este factor es uno de los más importantes por los cuales aparecen las filtraciones en el interior de una cubierta.

- Aluminio: No utilizar productos abrasivos de limpieza que puedan deteriorar el lacado o el anodizado de los perfiles (aguafuerte, ácido sulfúrico, sosa cáustica, estropajos, etc.) además de emplear jabones neutros, esponjas suaves o paños de algodón.

- Policarbonatos y metacrilatos: Son materiales plásticos con unas características físicas y mecánicas excelentes, pero que deben tratarse con cuidado. Lo mejor para su limpieza es agua abundante y jabones con PH neutro que no deterioren sus propiedades técnicas.

- Techos móviles (manuales y motorizados): Las guías por donde se deslizan los paneles, al estar a la intemperie son zonas de acumulación de polvo y suciedad que deposita el viento y con el agua forman una película que puede dificultar el deslizamiento de las placas. Por lo cual aconsejamos limpiar periódicamente las guías con abundante agua y jabón neutro, cepillándolas con una brocha para eliminar residuos.

-Recuerde: no utilizar lejías, aguafuerte, limpiacristales, alcoholes, disolventes... Un buen mantenimiento del producto ayudará a alagar su vida útil.

Cortinas de Cristal

Este excelente producto está compuesto por diferentes materiales y cada uno de ellos requiere un mantenimiento adecuado y adaptado que le detallamos a continuación:

- Vidrio: Requiere el mismo tratamiento que cualquier otro cristal de la vivienda, siendo apropiada su limpieza con productos específicos para el cristal aplicado con un paño suave de algodón para evitar ralladuras.

- Aluminio: No utilizar productos abrasivos de limpieza que puedan deteriorar el lacado o el anodizado de los perfiles (aguafuerte, ácido sulfúrico, sosa cáustica, estropajos, etc.) además de emplear jabones neutros, esponjas suaves o paños de algodón. Las guías por donde se deslizan los paneles de vidrio son zonas de acumulación de polvo y suciedad que deposita el viento y con el agua forman una película que puede dificultar el deslizamiento de las placas. Por lo cual aconsejamos limpiar periódicamente las guías con abundante agua y jabón neutro, cepillándolas con una brocha para eliminar residuos.

- Teflón: es posible que al cabo de unos años note que el deslizamiento de los paneles sobre el teflón se ralentiza, ante lo cual recomendamos aplicar un spray de silicona sobre la superficie que recuperará inmediatamente sus propiedades iniciales.

- Juntas: las juntas plásticas tras años de recibir directamente radiaciones solares pueden amarillear y aumentar su rigidez, entonces se recomienda su sustitución por unas nuevas. Es un procedimiento sencillo y rápido que puede realizar el mismo usuario.