La tecnología y el diseño se aunan en este novedoso concepto de protección solar que sin duda acapara el protagonismo del espacio. Su aspecto liviano pero de extrema robustez y practicidad la hacen una de las protecciones más atractivas, resistentes al viento y a la lluvia.

La arquitectura textil , más comunmente conocida como velas tensoestáticas, permite un amplio rango de acabados ajustándose así a las necesitades específicas del cliente.

El diseño y patronaje de las diversas formas de esas velas y tensados es específico para cada trabajo. Se realiza con ayuda de programas de diseño, permitiendo hacer los cálculos necesarios para adecuar el tipo de tejido y el sistema de anclaje a emplear según las diemensiones, el peso y la tensión deseada.

 

Tejidos

Los numerosos tratamientos y características de resistencia que poseen, los hacen ideales para resistir al exterior ante condiciones climáticas severas. Ofrecemos diferentes tejidos, pudiendo éstos ser:

- Commercial 95: Tejido permeable. Amplia gama de colores. 

- PVC: Tejido impermeable, ideal para proteger de la lluvia. Estándar o innífugo. Gran variedad de colores.

Las membranas textiles de las velas se caracterizan por presentar una doble curvatura que hace que adopten formas tridimensionales. Flexibilidad, adaptación y originalidad son algunas de sus principales ventajas.

 

 

Sistemas de sujeción

Las estructuras de las superficies tenso estáticas compuestas de mástiles y cables trenzados de alta resistencia, diseñados y calculados por ingenieros y arquitectos textiles representan el esqueleto de  tensión de las membranas textiles.

El sistema de anclaje es un ingenioso conjunto encargado de unir el tejido con los mástiles de sujeción, este aspecto es clave puesto que dará el nivel de acabado tensor.

Los mástiles (postes) de sujeción pueden ser de acero galvanizado, de acero lacado, acero inoxidable o incluso de obra, aportando la posibilidad de ofrecer distintos acabados.